«Nos estamos adaptando bien a las nuevas tecnologías»

Después de 15 años formando parte de nuestro equipo, hoy queremos que conozcas a Tomás Román; uno de los más veteranos en Domasa y parte fundamental de nuestra empresa.

Amante del deporte, el cine, leer y el bricolaje; Tomás trabaja en el Departamento de Ventas de Domasa y es la persona responsable de calidad y medioambiente. Tiene 40 años y lleva con nosotros más de una década, atendiendo y ayudando a que nuestros clientes encuentren siempre la mejor solución a sus necesidades.

¡Vamos a ver qué nos cuenta!

– Llevas muchos años siendo parte del equipo de Domasa, ¿qué significa para ti esta empresa?
Cuando José me propuso empezar aquí fue como ponerme el reto a mí mismo de hacer de Domasa lo que es hoy en día. Era su sueño y para mí, era la mejor forma de agradecerle la confianza que puso en mí. Aún siendo un trabajador de la empresa, todas las cosas buenas y malas que han ido sucediendo a lo largo de los años se han quedado grabadas.Ese reto que me propuse ha hecho que Domasa no sólo sea para mí, mi puesto de trabajo.

– ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Domasa?
Siempre hemos tenido muy buen ambiente de trabajo y compañerismo entre los que hemos formado y formamos parte de Domasa, alguno se reirá cuando lea esto pero ya no solo hay compañeros de trabajo, hay amigos. Además,tenemos muy buenos clientes que confían en nosotros, lo que también hace más fácil el trabajo que realizamos.

– Si no te dedicaras a esto, ¿qué otra cosa te habría gustado ser?
Hubiera intentado ser carpintero, me encanta la carpintería.

-Si tuvieras que definir Domasa en dos palabras, ¿cuáles serían?
Servicio y seriedad.

-¿Qué crees que diferencia a Domasa?
Creo que Domasa se diferencia por las dos cualidades anteriores, además de la calidad en productos y por su puesto, en sus servicios.

-¿Cómo son los clientes de Domasa?
Hay clientes de todo tipo, particulares y profesionales del sector. Lo que mejor les definiría a la mayoría es la fidelidad. Una gran parte de ellos lleva ya muchos años confiando en nosotros. Desde profesionales y empresas que cuentan con nosotros; hasta particulares que necesitan cualquier producto o servicio.

-¿Cuál es el mejor consejo que darías a tus clientes?
Que se dejen asesorar por nosotros, los que nos conocen saben que en Domasa primamos otros factores a la hora del asesoramiento.

-¿Qué es lo más raro que te ha pedido un cliente?
No me he encontrado con nada fuera de lo normal, hasta el momento. Siempre nos preguntan dudas por la complejidad de algunas máquinas en el uso, pero eso es frecuente en nuestro día a día.

-Si tuvieras que elegir una máquina o herramienta que te identificara, ¿cuál sería? ¿Por qué?
La navaja Suiza. Porque tiene muchos usos, se pueden hacer muchas cosas con ella. Me identifico con ella porque me considero muy versátil y con registros muy diferentes en mi trabajo.

-¿Utilizas productos Domasa en casa? ¿Cuál?
Tengo varias para bricolaje, sierra de calar, taladro, aspiradora… Y sin duda, me encantaría contar con alguna para mi jardín, pero todo a su debido tiempo.

-¿Cómo ves el futuro de la empresa? ¿Y del sector?
Viendo la evolución que hemos tenido en estos años y la forma en la que se están haciendo las cosas, creo que el futuro pinta muy bien. Nos estamos adaptando bien a las nuevas tecnologías. Por ejemplo a las redes sociales que hoy en día, cada vez tienen más importancia. Por otra parte, el sector de la jardinería lo veo en auge desde hace unos años no sólo a nivel profesional, a nivel particular. Cada vez más personas huyen de las ciudades al campo, tienen sus jardines, contratan a jardineros o bien prefieren tener sus máquinas y mantener ellos mismos sus jardines y huertos.

-Por último, ¿crees que se valora tanto a nivel profesional como de usuario, el hecho de contar con herramientas de primera calidad?
Siempre se valora la calidad, más en el profesional por supuesto. En particulares todavía hay muchas personas que piensan que no necesitan comprar productos de calidad por el poco uso que le van a dar. Convencer a este tipo de clientes de que muchas veces es necesario una herramienta o máquina profesional, es una de las tareas más difíciles que nos encontramos en el día a día.