Cómo elegir el césped artificial perfecto

Si has llegado hasta aquí es porque después de darle algunas vueltas, has decidido apostar por añadirle ese toque único y especial a tu jardín, terraza o balcón con un tipo de suelo que llena cualquier espacio de color y vida: el césped artificial.

En Domasa somos muy admiradores del césped natural pero, sí es cierto que, su mantenimiento, es bastante más costoso y demanda más tiempo y dedicación. Por eso, si no es tiempo precisamente lo que sobra en tu día a día, optar por un suelo de césped artificial será un acierto seguro, ya que podrás disfrutar de esa suave alfombra de naturaleza que tanto necesitas para tus momentos de relax y de sus múltiples ventajas, con una mayor tranquilidad y despreocupación.

Entre esas ventajas, encontramos que el césped artificial es fácil de limpiar, fácil de mantener, no requiere luz solar para mantenerse sano y es antialérgico, un beneficio muy interesante para algunas personas 😉 Pero, al final de este post recopilaremos todos los motivos por los que no puedes quedarte sin el tuyo.

Entonces, ahora que lo has decidido, se te plantea el dilema: ¿cómo elijo el césped artificial perfecto?

Pues bien, en este artículo te vamos a dar algunas claves para que puedas hacerte una idea más clara del tipo de césped artificial que necesitas pero, lo mejor es que te dejes asesorar directamente por nuestros expertos en nuestras instalaciones. Mientras tanto, sigue leyendo algunas cosas que pueden interesarte sobre le tema:

Elige bien el tamaño del césped

El césped artificial lo podemos dividir por los milímetros de altura del césped. De este modo, nos encontramos césped de fibra corta (de 20 a 30 mm), césped de fibra media (de 30 a 40 mm) y césped de fibra alta (de 40 a 44 mm). Cada uno tiene sus propias ventajas pero, te vamos a contar las principales:

  • El césped de fibra corta soporta muy bien las pisadas y por tanto, es ideal para los lugares de mayor tránsito.
  • El césped de fibra media tiene una óptima relación calidad-precio y es el más “estándar”, apto para cualquier zona.
  • El césped de fibra larga es el que más se asemeja a simple vista al césped natural, a nosotros nos parece muy aconsejable para zonas de juegos y parques infantiles, ya que tiene un efecto más acolchado en caso de caídas.

Verde que te quiero verde

También es muy importante, a nivel decorativo, escoger el verde perfecto para la zona en la que quieres instalar el césped artificial. Además, no todos tienen un verde monocolor sino que, algunos disponen de un tono bicolor y hasta tres colores, que le otorgan al césped un aspecto mucho más natural. Todo dependerá del efecto que desees darle al espacio escogido.

Para terminar, hemos recopilado algunos de los beneficios de los que disfrutarás gracias al césped artificial y hemos creado una lista con sus principales ventajas:

  • Puedes aplicar el césped artificial también en estancias de interior y para revestir tus muebles
  • Su instalación es muy rápida y sencilla
  • Permite un ahorro significante de agua ya que no requiere recargar con tanta regularidad
  • Se adapta a cualquier clima y estación
  • Es ecológico y reciclable
  • Gran durabilidad debido a su alta calidad

Si ya estás convencid@ de que el césped artificial es lo que necesitas en tu vida, recuerda que en Domasa disponemos de diferentes tipos de césped artificial, entre los que puedes encontrar el perfecto para ti. No dudes en visitarnos y dejarte asesorar por nuestros expertos para acertar a la primera con tu elección y disfrutar de un verano muy especial en tu jardín. Te lo mereces. ¡Te esperamos!