Desde destornilladores, alicates y llaves inglesas hasta metros, y brocas, te proponemos las herramientas fundamentales para convertirte en un profesional del bricolaje en casa.

En estos días de invierno en el que pasamos más tiempo en casa puede que sea el momento de ponerse manos a la obra y retomar aquellos arreglos que dejamos y nunca llegamos a reparar.

Os proponemos algunas de las herramientas que vas a necesitar, toma nota y apunta si te falta alguna en casa porque seguro que la vas a necesitar.

Taladros:

Existen principalmente taladros tipo atornillador o taladro combinado.

Cuando intentamos colgar un cuadro en la pared nos puede parecer en principio algo sumamente sencillo; y lo es, si se tiene la herramienta eléctrica adecuada.

Es importante por tanto dar con el taladro adecuado, ya sea para atornillar o para un trabajo de precisión de hacer agujeros en la pared. En este sentido también es importante entender qué tipo de brocas debemos adquirir.

Aquí os realizamos una sencilla descripción de cada una de ellas dependiendo de con que material vamos a trabajar.

Tipos de brocas:

Brocas para metal:

Las brocas de metal son aptas para aluminio, cobre, latón, cinc, hierro y acero no aleado. Estas son más caras que las brocas normales, pero permiten taladrar en acero especial sin provocar un gran desgaste en la broca.

Brocas para madera:

Tienen una punta de centrado larga con dos espolones para corte previo y son muy adecuadas para taladrar madera limpiamente. Si realizamos una perforación larga, es preferible ir mojando la broca con un poco de agua cada cierto tiempo, si vemos que está quemándose la madera.

Brocas para hormigón:

Se utilizan para taladrar mampostería y hormigón en combinación con un taladro percutor o un martillo perforador (se necesita un martillo perforador para taladrar hormigón). Ahora bien, si la pared está hecha con rocas perforadas porosas, solo se utilizará el martillo perforador (sin impacto). Lo mismo vale para los ladrillos porosos y las paredes paneladas.

Destornillador:

Quizás la mejor opción como herramienta manual para el bricolaje casero es contar con un maletín o estuche con diferentes puntas para intercambiar con el destornillador, además de que teniendo un set de puntas variadas podríamos combinarlo en caso de contar con un taladro atornillador.

Metro:

Una de las herramientas de la cual nos olvidamos más a menudo de lo que pensamos, el metro, pero es fundamental para realizar un buen trabajo. Importante contar con un metro que tenga un sistema de bloqueo para facilitarnos su manejo.

Alicates:

Los alicates como podrás imaginar es una de las herramientas más conocidas que podemos encontrar dentro del maletín de cualquier manitas. Los hay de múltiples modelos, pero al menos con tener en casa uno universal y otro de tipo ajustable va perfecto.

Llaves inglesas:

Existen una amplia gama entre las que destacamos, llaves fijas o ajustables. Herramientas construidas en acero de gran dureza, para apretar y/o aflojar tornillos y tuercas.

La diferencia entre fija o ajustable como su propio nombre indica es poder ajustar el grosor de manera que pueda adaptarse al elemento de sujeción.

Son sumamente útiles en trabajos para tuberías y elementos de plomería y gas, herrería, instalación de equipos de refrigeración y calefacción en el hogar.

Sin llegar al grado de especialización profesional, hay más herramientas que podríamos considerar imprescindibles para nuestros trabajos de bricolaje casero, ya sea para el mantenimiento como para mejorar algo en nuestra casa.

Podrían entrar en este grupo, son la colas y pegamentos, cinta americana, bridas, lijas, lápiz, rotulador, guantes, cúter, tijeras, pistolas de silicona…

También es cierto que, a medida que vamos avanzando en nuestros trabajos en casa, iremos descubriendo poco a poco las que nos hacen falta, dependiendo del tipo de reparación que vayamos a realizar.

No dudes en contactar con nosotros, nuestro equipo profesional te asesora con los mejores productos que puedes adquirir para tus labores de mantenimiento en casa. ¡No dejes para mañana lo que puedes reparar hoy!

El EPI (equipo de protección individual) se define como «cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin».

Existen situaciones tanto en trabajos donde tenemos que tratar con materiales peligrosos o bien cuando realizamos reparaciones o mantenimientos donde la persona que lo lleva a cabo ha de entrar en estrecho contacto con situaciones que pueden considerarse de riesgo.

En el caso de no poder reducir este tipo de riesgo de una manera efectiva, es cuando debemos recurrir a protecciones, tanto colectivas en algunos casos, como individuales, de las que trataremos a continuación.

El saber cuándo utilizar los denominados EPIs nos van a ayudar a sentirnos más seguros sea cual sea la actividad que realicemos, y en muchos casos algún que otro accidente laboral.

La ley establece los requisitos que deben cumplir los equipos de protección individual para ser considerados como tal, regulados por el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual.

La utilización de los EPIS asegura un mayor grado de seguridad, y deben utilizarse siempre que exista un riesgo que no haya sido posible evitar y que afecte directamente a la seguridad y salud de la persona que realiza algún trabajo.

En los puestos de trabajo, por ejemplo, se deben señalizar con paneles informativos sobre la exigencia de utilizar este tipo de protección, en caso de ser obligatorio o aconsejable.

Estas señales deben tener una forma circular, con el pictograma en color blanco y fondo azul, pudiéndose acompañar con un recordatorio para facilitar su comprensión, normalmente en texto.

El trabajador utilizará los equipos de protección siguiendo las instrucciones indicadas por el empresario/encargado/superior que, a su vez, deben estar basadas en las instrucciones de uso proporcionadas por el fabricante.

Para el mantenimiento de los equipos de protección individual es importante que, se haga un uso correcto del equipo, se mantenga diariamente la limpieza y desinfección (si procede) del mismo. El mantenimiento de los EPIS puede variar en función del tipo y de las condiciones de uso.

A continuación os dejamos algunos de los protectores más comunes:

  • Protección ocular o facial:

Se debe tener en cuenta en trabajos donde podamos dañarnos los ojos ya sea por proyección de fragmentos o partículas y salpicaduras.

  • Protección del oído:

En este tipo de protección existen varias versiones dependiendo de si son internos o externos. Para los internos utilizaremos por ejemplo tapones, y para los externos auriculares de protección. Se deben utilizar al manipular maquinaria que pueda superar los límites establecidos de nivel sonoro, o por una exposición prolongada.

  • Protectores de cabeza:

Es muy aconsejable utilizarlos en aquellos trabajos donde pueda existir peligro en dañarse la cabeza, ya sea por caída de objetos en manipulación, trabajos en altura, herramientas o maquinaria que utilizamos en espacios reducidos que puedan dar lugar a golpes, y por último, en riesgo eléctrico, que en este tipo debe ser aislante.

  • Protección respiratoria:

Existen varios niveles de protección respiratoria, dependiendo de si hay riesgo químico o particular en el ambiente o bajo nivel de oxígeno.

  • Protección de manos:

Como protectores de la mano, ya sea para cualquier tipo de bricolaje o para jardinería, los más utilizados y conocidos son los guantes.

  • Protección de brazos:

Para los brazos podemos resaltar los manguitos anti corte, muy utilizados en riesgos de manejo de vidrio o materiales muy cortantes.

  • Protección del pie, se requiere en:

Suelos resbaladizos en los que se hace necesaria la suela antideslizante. En riesgo eléctrico debe ser aislante. Riesgo de pisadas de objetos punzantes, riesgo de caída de objetos en manipulación o condiciones en las que puedan verse afectado los pies del trabajador.

  • Ropa y prendas de seguridad. Señalización:

Trabajos que exijan que las prendas sean vistas a tiempo. En este caso es el chaleco reflectante el más recomendado sobre todo.

  • Ropa de protección, y prendas de protección de la piel:

Utilizado para principalmente para trabajos en exterior o expuestos a condiciones climatológicas adversas. En este sentido podemos hablar de ropa especializada como monos, pantalones, cazadoras, polares, chaquetas o parkas.

En Domasa ofrecemos todo tipo de productos ya sea para profesionales o particulares, cualquiera que sea el trabajo que tengas que llevar a cabo no dudes en contactarnos, estamos especializados en suministros para jardinería, agrícola, bricolaje y forestal.

Todos nuestros productos siempre de máxima calidad.

¿Tienes maquinaria de combustible STIHL? ¿Pretendes que su vida útil sea de muchos años? Sí, ¿verdad? Pues es el momento de que conozcas algunos consejos para aumentar el rendimiento de tu maquinaria. Para ello, nos centraremos en uno de los componentes más importantes para conseguir tal efecto; el combustible para motores Stihl. ¿Te interesa? ¡Pues a seguir leyendo!

Combustible para motores Stihl: calidad y almacenamiento

La calidad del combustible para motores Stihl es un aspecto fundamental para el buen funcionamiento de cualquier máquina, sea del tipo que sea. Pero para nuestra gama de productos STIHL, lo es más aún, ya que su diseño ligero y compacto hace que no disponga de un gran equipamiento electrónico como puede tener, por ejemplo, un automóvil.

Algo que hace que mientras este está circulando, se estén produciendo diversas operaciones que van adaptando la gestión del combustible a los diferentes factores que afectan al vehículo como pueden ser; la humedad, la altitud o la temperatura. Por ello, la calidad del combustible para motores Stihl es muy importante.

Y uno de los aspectos que más influyen en la calidad del combustible para motores Stihl es su almacenamiento, ya que este comienza a deteriorarse en un periodo corto de tiempo, alrededor de un mes desde que está almacenado. Algo que no sería un problema en un automóvil, pues su uso diario hace que tengamos que repostar de manera muy regular.

En cambio; esto si presenta un inconveniente en la maquinaria agrícola, forestal y de jardinería, ya que se suele usar muy poco durante el año, provocando la descomposición del combustible, como consecuencia, de estar almacenado durante un largo tiempo en bidones.

Es por ello que recomendamos el uso de combustibles recientes o especiales como STIHL MotoMixTM; un combustible de alta calidad, libre de Etanol y pre-mezclado con nuestro aceite 100% sintético STIHL HP Ultra. Ideal para máquinas que se usan poco, ya que se puede almacenar durante cinco años en el recipiente original (sin abrir) o cuatro años una vez que el recipiente se haya abierto.

Máquinas STIHL con un  10% máximo de Etanol

Las máquinas STIHL han sido diseñadas para trabajar con un 10% máximo de Etanol en el combustible para motores Stihl. Algo bastante ventajoso, pues este componente presenta muchos puntos negativos como los que podemos ver a continuación.

Es un alcohol más fuerte que la propia gasolina. Y esto puede provocar la degradación o deformación de algunos componentes fabricados en material sintético o caucho. Pero no solo en la propia máquina, sino en los bidones que almacenan el combustible para motores Stihl. Por lo que generaría depósitos sintéticos que terminarían en el sistema de alimentación de la máquina, generando, de esta manera, daños importantes en el motor.

Por otro lado, el Etanol tiene la capacidad de funcionar de un imán ante la humedad relativa que circula por el aire, produciendo la oxidación de los componentes metálicos del sistema de repostaje de la maquinaria. Y este problema puede ser más grave si la cantidad de humedad absorbida por el Etanol alcanza cierta proporción, ya que se produciría la disociación; un fenómeno que separa el aceite del combustible. Provocando, como consecuencia, un menor rendimiento del motor y un mayor riesgo de averías.

Directrices para el uso de combustible para motores Stihl

La calidad del combustible para motores Stihl importa, pero su modo de empleo también. Por ello, debes de conocer cada uno de los consejos que te vamos a mostrar a continuación para implementarlo en el día a día de tu maquinaria. Así que si quieres que esta rinda a su máximo nivel, ¡no pares de leer!

  1. Debes de tener en cuenta el combustible para motores Stihl que vas a consumir en los próximos 30 días para comprar solo el necesario. De manera, que uses siempre uno nuevo, como mínimo, de 95 octanos.
  2. Agita bien el bidón del combustible para motores Stihl antes de cada repostaje para que las partículas se dispersen homogéneamente.
  3. Almacena en buenas condiciones la máquina. Y si no va a ser usada durante el próximo mes, vacía por completo el depósito de combustible. Una vez vaciado, arranca la máquina y déjala al ralentí hasta que se pare.
  4. Almacena el combustible para motores Stihl en bidones homologados, pues de lo contrario este podrá degradar el material con el que está fabricado los bidones y los residuos resultantes acabarán en el sistema de alimentación de nuestra máquina.
  5. Utiliza aceites de alta calidad para motores de 2 tiempos refrigerados por aire y, siempre, que esté recomendado por el fabricante.
  6. Ten las máquinas siempre a punto. Para ello, tendrá que ser revisadas por el distribuidor oficial STIHL, al menos una vez al año.

¡Y esto es todo! Ahora ya sabes cómo hacer que tu maquinaria tenga una larga vida. Así que no dejes de seguir nuestros consejos y te acompañará durante mucho tiempo.

Pero, ¿aún quieres saber más? Pues ven a visitarnos y haremos todo lo que esté en nuestro manos para ayudarte. ¡Te esperamos!

Durante estos meses de invierno nuestro jardín no ha crecido y quizás no ha necesitado cuidado, pero se acerca la primavera, y en esta época del año es hora de comenzar a realizar tareas para conseguir el césped perfecto para tu jardín. Con unos sencillos pasos seguro que lo logramos.

Desde Domasa os queremos mostrar algunas pautas para que lo tengáis lo más llamativo y tupido posible.

En primer lugar debemos controlar las malas hierbas, realizando un tratamiento post-emergente para lograr eliminarlo, así como tener en cuenta que el terreno normalmente se compacta por ciertos factores externos como la humedad, sombra, o las zonas de mucho tránsito.

Dependiendo de esta situación de compactación y/o deterioro del mismo debemos pensar y valorar la situación, levantando el terreno para su aireación y regeneración.

La forma tradicional sería la de resiembra de toda la zona, conlleva más tiempo que por ejemplo, la instalación de tepes, rollos de césped natural que se colocan sobre el terreno ya aireado, pero esto ya depende de la situación de cada uno y del tiempo que podamos dedicarle.

El aireado se puede realizar asimismo agujereando la superficie del suelo para favorecer la asimilación de agua y nutrientes. Esta labor se puede hacer con herramientas mecánicas especiales de jardinería.

Otra de las tareas importantes es la de escarificado del césped, para eliminar el llamado fieltro que se produce por la acumulación de restos vegetales que impiden la circulación correcta del aire y agua, causando la asfixia de las raíces y posible aparición de hongos en el mismo.

Se puede realizar manualmente usando un rastrillo, arañando enérgicamente la superficie de la tierra, pero debemos tener presente que es un trabajo que a algunas personas puede resultar agotador.

Si el terreno es amplio, quizás sea más conveniente utilizar una máquina escarificadora, que tiene un rodillo con varias cuchillas verticales que van rompiendo la superficie del suelo y raíces, que luego se regeneran rápidamente. Esto hará que el césped se vuelva más verde y frondoso que nunca. Aun así te recomendamos que antes de comprar este tipo de maquinaria, veas otras opciones como la del alquiler, ya que suelen ser bastante  costosas. Si tienes alguna duda al respecto contáctanos y te informamos, en nuestros centros puedes alquilarlas de manera puntual.

Una vez realizado este paso, debemos tener en cuenta también el tema de la fertilización del mismo, y para esto lo más recomendable es que para abonar el césped contenga principalmente nitrógeno, fósforo y potasio, todos equilibrados en cantidad, ya que un exceso de alguno de estos componentes podría lógicamente perjudicarlo.

En cuanto a los tipos de abono, existen diferentes tipos, ya sean de granulado universal, que suelen ser de liberación rápida, o existen otros de liberación lenta, que son los más recomendados, ya que prolongan su efecto durante meses, aportando al césped los nutrientes que necesita en cada momento y una proporción justa.

También existen abonos específicos, con herbicidas que combaten las malas hierbas de hoja ancha, pero es importante tener en cuenta que este abono no eliminará ni la grama ni otras malas hierbas.

Una vez realizados estos pasos que os hemos comentado, os vamos a dar algunos consejos más sobre cómo cortar el césped para dar un repaso, limpiar y preparar las máquinas que vayamos a utilizar en nuestra labor.

Lo principal es mantener el cortacésped en las mejores condiciones posibles para su uso, y en este sentido sus cuchillas deben estar afiladas para que se puedan realizar cortes limpios.

Debemos mantener la altura de corte más alta y que sea aceptable para nuestro césped. Para la mayoría lo deseable es de 5 a 7 cm, o a ⅓ de la altura de la planta.

Cada cuanto tengamos que cortarlo dependerá de la rapidez de crecimiento, cambiando según la época y condiciones climatológicas.

Algunos de nuestros clientes nos preguntan si es necesario recoger los recortes de siega, y si no hay gran acumulación de los mismos debemos tener en cuenta que mientras no se trate de una gran acumulación de los mismos, en principio no habría necesidad de recogerlos, ya que aportan nitrógeno orgánico y otros nutrientes, que por otra parte reducirán las necesidades de abonado.

Y por último, te preguntaras, ¿y el riego? ¿Cómo debe realizarse adecuadamente?

Según vayan pasando los días el calor se irá notando, y es por este motivo lógicamente que los riesgos deberán ir siendo más frecuentes, pero hay que tener en cuenta una serie de factores.

El riego debe llegar a todos los rincones posibles, y sin encharcar zonas de la tierra, lo más aconsejable es el riego por aspersión, y de esta forma asegurarnos que llegamos a todos los puntos de nuestro jardín.

El indicado para extensiones pequeñas de césped, y si disponemos de tiempo es la manguera, aunque como decimos el ideal sería el anterior sistema comentado, porque programas cuando y qué duración necesitas, y además se ahorra agua y se reparte por todo tu jardín de una manera más uniforme.

Como ves, con unos sencillos pasos, podemos preparar nuestro césped para disfrutar del aire libre con la familia o amigos durante las épocas del año que llegarán próximamente.

Así que ve preparando tus muebles de jardín porque seguro que si sigues nuestros consejos te pasarás la mayor parte de tu tiempo libre disfrutandolo con la satisfacción de saber que si esta tan bonito y tupido es gracias a tu trabajo.

Solo una cosa más, no olvides que desde Domasa somos expertos en jardinería y tenemos a los mejores profesionales para ayudarte y aconsejarte en todo lo que necesites. Estaremos encantados de mostrarte las mejores herramientas y utensilios y siempre a los mejores precios. No dudes en visitarnos o simplemente contacta con nosotros.

No te cortes
y ponte en contacto con nosotros ;)