Frecuentar equipos de protección individual (EPI) en el trabajo es primordial para prevenir ante las consecuencias de un accidente que puedan amenazar tanto la seguridad como la salud del trabajador.

Desde Domasa, hemos querido recordaros que estos equipos destinados a proteger la integridad física de un trabajador, deben reunir las características necesarias para garantizar un mayor grado de seguridad del trabajador, pero sin dejar a un lado la responsabilidad de evitar cualquier situación de riesgo.

Puede que en tu trabajo ya tengas tu EPI para evitar cualquier accidente laboral. Quizás, cuentes con la vestimenta y calzado de protección, pero hay muchos más y entre los que hay que añadir en estos momentos que corren son las mascarillas y los guantes.

¿Quieres saber más? ¡Continúa leyendo el post!

¿Cuáles son las condiciones que deben reunir?

A la hora de hacerte con un equipo de protección individual, debes tener en cuenta la naturaleza, la magnitud del riesgo, las condiciones ambientales del lugar y las características del trabajador.

Además, hay que tener presente que el uso de EPI’s no certificados, caducados, en mal estado o modificados por el fabricante, se asemeja a no llevar nada.

De esta forma, se debe tener los ojos bien abiertos y analizar los requisitos que deben presentar. Desde Domasa queremos que conozcas algunos de los que destacan, a continuación:

  • Deben ser equipos adecuados a cada trabajo.
  • Se recomienda que el peso y volumen de los EPI’s sean de lo más reducido posible y escogerse de tal manera que se garantice la máxima protección con la mínima molestia. Para ello, es crítico escoger la talla, diseño o tamaño que mejor se adapte.
  • Tienen la obligatoriedad de ajustarse a las particularidades fisonómicas del usuario.
  • Antes de su uso debes comprobar su eficacia.
  • En aquella zona donde se deba utilizar deberá estar señalizada con su correspondiente cartel que obligue su uso.
  • Se considera apropiado que el material que se vaya a adquirir venga acompañado de un folleto informativo que recoja todas sus características.

¿Cuándo debo utilizar el EPI?

El tiempo de uso de estos equipos se establecerá dependiendo de las siguientes circunstancias:

  • El alcance del peligro.
  • Las características del producto en sí.
  • La asiduidad o la duración de exhibición a dicha actividad.
  • Depende de las circunstancias del puesto de trabajo.

Algunas recomendaciones básicas

Posiblemente, alguna de las dudas que te planteas es de qué depende la duración de los EPI’s. Pues bien, desde Domasa, queremos que sepas que la vida de los equipos de protección individual depende sobre todo de los siguientes aspectos:

  • Su utilización.
  • El mantenimiento.
  • La limpieza.
  • Las reparaciones especificadas por el fabricante.

¡Te estamos esperando!

Obtener el equipo adecuado, te ayudará a cubrir tus necesidades y con ello, alcanzar tu propósito. Ponte en contacto con nosotros si tienes alguna cuestión por resolver o acude a nuestras instalaciones de Sevilla o Dos Hermanas.

Y es que en Domasa, contamos con más de 30 años de experiencia proporcionando los mejores equipos de protección individual. Para ello, trabajamos con marcas de primer nivel. Algo que ha conseguido situarnos en unas de las empresas de referencia, ofreciendo la mejor calidad-precio del mercado.

Aquí puedes ver nuestros mejores productos EPI’S.

Con Domasa… ¡te sentirás acompañado en todo momento!

Una de nuestras épocas favoritas del año es el verano. ¡Y no es para menos! Nos permite disfrutar del sol, de las buenas temperaturas, de planes divertidos y… ¡de nuestro jardín! Sin duda, algo que nos encanta.

Por eso, hemos decidido hoy ofrecerte los mejores consejos para decorar tu jardín en verano y que esté completamente preparado para que le saques el máximo partido estos meses. ¿Te los contamos?

En estos meses, los planes se multiplican. Las buenas temperaturas nos animan a hacer más cosas y entre ellas, disfrutar en nuestro jardín del buen tiempo.

Una barbacoa, una cena, una tarde con amigos…¡Cualquier idea es buena! Eso sí, seguro que quieres tener tu jardín en perfectas condiciones para cuando lleguen tus visitas. Por eso, queremos ayudarte a encontrar la inspiración con unas recomendaciones para decorar tu jardín en verano.

Decorar tu jardín en verano para vivir grandes momentos

Si te apasiona la jardinería, decoración y disfrutar del verano, ¡has llegado al sitio indicado! Aquí van algunas recomendaciones que estamos seguros de que te servirán de gran ayuda.

1. Elige tu estilo. En primer lugar, antes de comenzar a decorar, siéntate a pensar cuál es tu estilo de decoración favorito: chill out, moderno, vintage… Esto te ayudará a seleccionar aquellos objetos o mobiliario más acordes a tus gustos.

2. Distribuye el jardín por zonas. Esto te hará más sencillo saber qué objetos de decoración necesitarás en cada zona. Además, te permitirá crear espacios dentro del jardín, cada uno con un objetivo. Por ejemplo, puedes crear una zona de relajación, otra de comida, un rincón de lectura, etc.

3. No te olvides de las plantas, las grandes reinas del jardín. Un gran consejo para decorar tu jardín en verano es que no te falten plantas o flores de la época. Por ejemplo, las famosas dalias, jazmines o geranios. Además de regalarnos unas vistas preciosas, son un complemento perfecto en la decoración de tu jardín.

4. Considera las horas de luz y la incidencia del sol. Aunque no lo creas, esto también influye a la hora de elegir la decoración. Si en tu patio el sol tiene mucha fuerza, deberás elegir mobiliario que resista correctamente su fuerza y las elevadas temperaturas.

5. Complementos y más complementos. Sin duda, los complementos son grandes aliados para decorar tu jardín en verano. Almohadas, guirnaldas de luces, alfombras, hamacas, etc.; serán tus grandes aliados en esta nueva y divertida estación.

6. Apuesta por colores tendencia en verano. Blancos, azules o verdes; son ideales para estas fechas y darán un toque de alegría y originalidad a tu jardín.

Y después de todos estos consejos para decorar tu jardín en verano solo nos queda decirte una cosa: ¡no limites tu creatividad!

Da rienda suelta a tus ideas y disfruta decorando tu jardín. Vas a pasar muchas horas en él, así que no olvides incluir todo aquello que te ayude a sentirte bien, relajarte o desconectar. Y por último, pero no menos importante: ¡vívelo intensamente!

El olivar representa la principal producción agraria en Andalucía. Y en especial, la recolección de la aceituna, ya sea para aceite o para mesa.

Con la llega del mes de septiembre, nos vamos acercando ineludiblemente al comienzo de la nueva campaña del olivar 2017/2018. Desde Domasa, hemos elaborado una serie de recomendaciones que te ayudarán a elegir correctamente el tipo de vareador que necesitas para sacar el máximo partido a la campaña.

Emplear un vareador en las tareas de recolección de la oliva tiene muchas ventajas: rapidez, seguridad, comodidad y versatilidad.

Existen dos tipos de vareadores: de peine o de gancho. Veamos algunas de las principales diferencias entre ambos.

Los vareadores de peine actúan directamente sobre la aceituna con lo que se consigue tirar prácticamente el 100% de la que hay en el árbol. Pero el trabajo es más lento que con un vareador de gancho que actúa directamente sobre la rama, aunque habitualmente debe ser ayudado por otra persona con una vara.

Para una correcta elección del vareador, tenemos que saber si la aceituna está muy agarrada o no. En caso de ser así, lo más conveniente es hacer uso de los vareadores de peine.

Por otro lado, los vareadores de peine se consideran los más ligeros y cómodos de llevar, disminuyendo considerablemente la fatiga del operario y facilitando la maniobrabilidad.

Para ambos casos, los vareadores pueden ser de acumulador (batería litio-ion) o de gasolina. Ambos tipos son recomendables para los trabajos del olivar. Pero atendiendo a la facilidad de uso, los vareadores de acumulador suelen ser los más ligeros, más silenciosos, no emiten gases a la atmósfera ni al operario y además, suponen un gran ahorro a corto/medio plazo al no consumir combustible.

Es importante que, independientemente del tipo de vareador elegido para las labores en el campo, contemos siempre con repuestos originales STIHL, que son los que garantizan que nuestras máquinas funcionen de forma adecuada respetando los controles y mejorando la vida útil de las mismas.

Para evitar posibles retrasos, haga un listado con los repuestos, consumibles y accesorios que pueda necesitar (varillas, fundas para las varillas, aceite, gomas para los ganchos, etc) y estime las unidades a consumir en la campaña. Los pedidos de última hora a veces, pueden jugarnos una mala pasada y como bien sabemos, ¡el fruto no espera!

Finalmente, desde nuestro SERVICIO TÉCNICO OFICIAL recomendamos planificar con tiempo la puesta a punto de tu vareador. Una herramienta imprescindible para la campaña y que no puedes olvidar.

Desde nuestro taller, te invitamos a que traigas con tiempo tu máquina para poder revisar su estado y funcionamiento óptimo. ¡Te evitará posibles retrasos de última hora!

Nuestro Servicio Técnico Oficial es sin duda el mejor lugar para poner a punto su vareador. Contamos con un equipo cualificado y especializado que revisará todos los componentes, comprobando que se encuentran en buen estado para afrontar la campaña.

Como último consejo, desde Domasa consideramos que es importante emplear siempre durante la utilización de los vareadores, el equipamiento protector adecuado (EPI´s), ya que durante los trabajos la aceituna puede salir disparada o caer alguna rama del olivo.

Guantes, gafas y casco; son imprescindibles para la labor. Es importante cuidar la seguridad del operario ya que sin ellos, sería imposible la recolecta. ¡No olvides utilizar los EPI´s adecuados!

Esperamos que nuestros consejos te hayan servido para tener más claro cómo elegir un vareador de forma correcta. En Domasa te asesoraremos personalmente y encontrarás una amplia variedad de vareadores STIHL que te facilitarán enormemente el trabajo durante la campaña del olivar.

Y si ya cuentas con uno, no olvides pasar por nuestro servicio técnico oficial y comprobar su estado. ¡Te esperamos!

¡Sí! Ya lo estamos notando. Los días son más largos, el sol se deja ver y el calor se empieza a notar en nuestra ciudad. ¡La primavera está aquí! La estábamos esperando con muchas ganas. Pero ahora que llega este momento, ¿has pensado en qué punto se encuentra tu jardín?

Cada época trae consigo unos cuidados determinados en tu jardín para que siempre esté perfecto. Y como esa es una de nuestras máximas, hemos recopilado una serie de consejos para un buen jardín en primavera.

¿Quieres saber cómo puedes conseguirlo? ¡No apartes la vista! A lo largo de este artículo, te lo vamos a contar.

¡Es primavera! ¿Cómo puedo tener un buen jardín?

Si eres de esas personas que pone atención a los detalles, ya habrás podido comprobar que tu jardín comienza a dar señales de que hemos entrado en primavera. Y es que sin duda, nuestro jardín también nos avisa de la época y el momento en el que se encuentra. ¡Y eso nos encanta!

Si tienes la gran suerte de tener en casa un jardín sea del tamaño que sea, es hora de ponerse manos a la obra. Saca tus herramientas y maquinaria de jardinería y empieza ya a poner en práctica estos grandes consejos para un buen jardín en primavera. ¡Prometemos que es más fácil de lo que crees!

1. ¡Hora de eliminar las secuelas del invierno! Es importante comenzar por limpiar el jardín de hojas y malas hierbas, auténticas profesionales en afectar negativamente al crecimiento de las plantas que hemos cultivado en nuestro jardín. La primavera es el momento perfecto para deshacerse de estos incómodos “invitados”.

¿Qué necesito? No te vendrá mal la ayuda de una azada o si lo prefieres de una desbrozadora, que además te permitirá llegar a zonas a las que no podrías llegar de otra forma.

2. ¿Plagas? ¡No en mi jardín! En primavera es especialmente importante vigilar la aparición de plagas ya que aparecen inquilinos no deseados como caracoles, pulgones y hongos; entre otros.

¿Tus mejores aliados? Un buen pulverizador con insecticida y los consejos adecuados de un buen experto en jardinería, que te asesore sobre cómo realiza la actividad con todo éxito, los productos adecuados para el tipo de plantas de tu jardín y cómo afrontar el tipo de plaga.

3. Es el momento idóneo para podar las plantas y dejarlas listas para que en primavera florezcan de la forma más espectacular. Así, ayudarás a que crezcan más y mejor durante esta época.

Esto es especialmente importante si tienes árboles o arbustos, ya que los vas a liberar de viejas ramas, permitiendo que broten nuevas que le darán fuerza y juventud. ¿Esto es difícil? ¡Para nada! Tijeras de poda, motosierras de poda y podadoras de altura, ¡serán tus nuevas amigas!

4. ¡Qué buen momento para abonar y enriquecer el césped! En unos meses querrás estar todo el día en el césped tomando el sol y conseguir ese moreno que tanto te gusta lucir. ¡Lo entendemos! Pero para eso necesitas cuidar tu césped.

Uno de los mejores consejos que podemos darte para tener un buen jardín en primavera es aprovechar el momento para abonar el césped y enriquecerlo con productos destinados a incrementar sus nutrientes y mejorar las propiedades del sustrato. Esto te ayudará a fortalecer las plantas y favorecerán el crecimiento de hojas y raíces.

5. ¿Quieres nuevas plantas en tu jardín? ¡Perfecto! La primavera es una gran época de siembra y sobre todo para llenar tu jardín de color. Pero para que esto ocurra, elige correctamente qué plantas vas a sembrar en tu jardín. Azaleas, jazmín, amapolas o gladiolos; son algunas grandes ideas. Y sí, ¡tu jardín será la envidia del vecindario!

Nos ha encantado ayudarte con estos consejos para un buen jardín en primavera y creemos que ahora te toca a ti compartir con nosotros los resultados que estás teniendo después de ponerlos en marcha.

¿Te han parecido útiles? ¡Compártelos con otros amantes de sus jardines que también quieren tener el suyo a la perfección en primavera!

La primavera es la época en la que un jardín alcanza su esplendor: las plantas florecen, se tornan a un verde más resplandeciente y se convierten en auténticos paisajes de películas.

Pero para que todo esto suceda, tienes que contribuir con buenas prácticas y realizando el trabajo necesario para que luzca así de perfecto. Además, deberás conocer qué plantas sembrar en primavera y que están pensadas especialmente para el exterior, durante esta temporada. Si quieres conocerlas, hoy te traemos una recopilación de las mejores plantas para sembrar en primavera en exterior.

1. Azaleas. De un flamante color rosa, las azaleas son originarias de Japón y pertenecen al género botánico Rhododendron. Estas plantas alcanzan su máximo esplendor en el inicio de la primavera, aportando a los jardines de casas y parques un aspecto alegre y atractivo. Las azaleas requieren un riego abundante y deben estar situadas en una zona húmeda y bien iluminada.
2. Prímula. Esta planta de flor morada, florece a comienzos de la primavera y su floración puede llegar incluso hasta verano. Requiere de un terreno fresco, semisombreado y de tierra ácida. ¡Aportan un toque ideal al jardín!
3. Amapolas. Una de las flores más comunes en primavera. Y es que son espectacular color rojo, no deja indiferente a nadie. Es una planta que requiere de pocos cuidados y es frecuente encontrarlas salvajes en caminos y campos.
4. Jazmín. Esta planta, inconfundible por su olor, alcanza una de sus etapas más espectaculares en primavera, donde sus flores se dejan ver, aportando un color blanco que da un toque especialmente bonito a cualquier jardín. Para su cuidado, es preciso que estén situadas en un lugar con luz abundante pero con una exposición indirecta al sol, además de establecer un riego moderado.
5. Geranio (hiedra). Se trata de una de las variedades de geranio más habituales durante la primavera. Originaria de Sudáfrica, para su cuidado necesitan recibir plenamente la luz del sol y se debe situar en una zona protegida de viento y lluvia.

Esperamos que esta selección de plantas que sembrar en primavera te haya resultado interesante. Ahora solo nos queda preguntarte, ¿cuál es tu favorita?

No olvides que en Domasa contamos con las mejores herramientas de jardinería que te ayudarán a conseguir el jardín que siempre has deseado y harán que luzca especialmente bonito durante la primavera.

Si has llegado hasta aquí es porque después de darle algunas vueltas, has decidido apostar por añadirle ese toque único y especial a tu jardín, terraza o balcón con un tipo de suelo que llena cualquier espacio de color y vida: el césped artificial.

En Domasa somos muy admiradores del césped natural pero, sí es cierto que, su mantenimiento, es bastante más costoso y demanda más tiempo y dedicación. Por eso, si no es tiempo precisamente lo que sobra en tu día a día, optar por un suelo de césped artificial será un acierto seguro, ya que podrás disfrutar de esa suave alfombra de naturaleza que tanto necesitas para tus momentos de relax y de sus múltiples ventajas, con una mayor tranquilidad y despreocupación.

Entre esas ventajas, encontramos que el césped artificial es fácil de limpiar, fácil de mantener, no requiere luz solar para mantenerse sano y es antialérgico, un beneficio muy interesante para algunas personas ? Pero, al final de este post recopilaremos todos los motivos por los que no puedes quedarte sin el tuyo.

Entonces, ahora que lo has decidido, se te plantea el dilema: ¿cómo elijo el césped artificial perfecto?

Pues bien, en este artículo te vamos a dar algunas claves para que puedas hacerte una idea más clara del tipo de césped artificial que necesitas pero, lo mejor es que te dejes asesorar directamente por nuestros expertos en nuestras instalaciones. Mientras tanto, sigue leyendo algunas cosas que pueden interesarte sobre le tema:

Elige bien el tamaño del césped

El césped artificial lo podemos dividir por los milímetros de altura del césped. De este modo, nos encontramos césped de fibra corta (de 20 a 30 mm), césped de fibra media (de 30 a 40 mm) y césped de fibra alta (de 40 a 44 mm). Cada uno tiene sus propias ventajas pero, te vamos a contar las principales:

  • El césped de fibra corta soporta muy bien las pisadas y por tanto, es ideal para los lugares de mayor tránsito.
  • El césped de fibra media tiene una óptima relación calidad-precio y es el más “estándar”, apto para cualquier zona.
  • El césped de fibra larga es el que más se asemeja a simple vista al césped natural, a nosotros nos parece muy aconsejable para zonas de juegos y parques infantiles, ya que tiene un efecto más acolchado en caso de caídas.

Verde que te quiero verde

También es muy importante, a nivel decorativo, escoger el verde perfecto para la zona en la que quieres instalar el césped artificial. Además, no todos tienen un verde monocolor sino que, algunos disponen de un tono bicolor y hasta tres colores, que le otorgan al césped un aspecto mucho más natural. Todo dependerá del efecto que desees darle al espacio escogido.

Para terminar, hemos recopilado algunos de los beneficios de los que disfrutarás gracias al césped artificial y hemos creado una lista con sus principales ventajas:

  1. Puedes aplicar el césped artificial también en estancias de interior y para revestir tus muebles.
  2. Su instalación es muy rápida y sencilla.
  3. Permite un ahorro significante de agua ya que no requiere recargar con tanta regularidad.
  4. Se adapta a cualquier clima y estación.
  5. Es ecológico y reciclable.
  6. Gran durabilidad debido a su alta calidad.

Si ya estás convencid@ de que el césped artificial es lo que necesitas en tu vida, recuerda que en Domasa disponemos de diferentes tipos de césped artificial, entre los que puedes encontrar el perfecto para ti.

No dudes en visitarnos y dejarte asesorar por nuestros expertos para acertar a la primera con tu elección y disfrutar de un verano muy especial en tu jardín. Te lo mereces. ¡Te esperamos!

Los huertos urbanos son espacios destinados al cultivo de flores, hortalizas y plantas aromáticas a pequeña escala. Hay una gran diversidad de lugares donde podemos encontrar este tipo de huerto: en la periferia de la ciudad, en casas con jardín, en pisos con terraza, en balcones, etc. El principal objetivo que persigue este tipo de huertos, es poder autoabastecernos de algunos alimentos.

¿Sabes cuándo aparecieron los primeros huertos urbanos?

Este tipo de huertos, ahora de moda, comenzaron a proliferar en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial.

En esta época se extendió la pobreza, lo que obligó a muchas personas a cultivar sus propios alimentos para no pasar hambre. Las ciudades tuvieron que acostumbrarse a la falta de medios para abastecer a la población. Por lo que se destinaron espacios, tanto en la periferia como en la propia ciudad, para la agricultura. A partir de los años 60, fueron los movimientos ecologistas los que retomaron esta forma de cultivo.

Beneficios de tener un huerto urbano:

Tener un huerto urbano supone un sinfín de ventajas. Hoy queremos desvelarte todos los beneficios que produce cultivar un huerto urbano.

Uno de los principales motivos para tener un huerto urbano, es que estarás produciendo alimentos ecológicos. Esto se puede traducir en un beneficio directo sobre la alimentación, que será más saludable. Al cultivar las hortalizas nosotros mismos, nos aseguramos el menor uso de químicos. Por tanto, conseguimos alimentos más sanos.

Otro beneficio derivado de este tipo de huerto repercute en la salud física. Cuando cultivamos un huerto urbano, pasamos más tiempo disfrutando de la naturaleza, del aire libre y haciendo un ejercicio moderado.

También ayuda a nuestras ciudades. En muchas, se crean huertos de ocio, que son espacios destinados al cultivo en pequeños huertos urbanos. En ellos, las administraciones se encargan de la gestión y el mantenimiento y dan la opción a diferentes grupos sociales de participar en el desarrollo de esos espacios sin actividad.

Gracias a esto se consiguen varias ventajas: usar zonas que normalmente estarían en desuso, una labor educativa, una labor social para los participantes… Los huertos urbanos municipales pueden ser terapéuticos, ayudan a grupos vulnerables y son una buena opción de ocio.

¿Quieres tener un huerto urbano en casa?

Te contamos paso a paso cómo podrás hacer un huerto urbano en casa, de forma muy fácil.

1º. Espacio disponible y recipientes: Según el espacio del que dispongas puedes plantearte un tipo de cultivo u otro. Existen varias opciones disponibles como: jardines verticales, mesas de cultivo, jardineras y macetas.

2º. El sustrato: Una de las partes esenciales a la hora de crear huertos urbanos, es elegir un buen sustrato. De esto dependerá que la planta crezca sana y pueda dar sus frutos. Desde Domasa podemos aconsejarte según el tipo de siembra que vayas a realizar.

3º. Semillas/Plantas: Tienes que elegir qué quieres plantar, para ello te dejamos más adelante un calendario de siembra y recolección que te será muy útil. Debes saber que en un huerto urbano puedes plantar cualquier tipo de hortaliza o fruta.

4º. Riego: Como ya sabrás, la planta recoge todos los nutrientes que hay en la tierra, gracias al agua. Por ello es imprescindible que sepas la cantidad de agua que necesita tu planta y la frecuencia de riego.

Si estás decidido y quieres tener tu propio huerto urbano, debes saber que hay muchos más elementos que son decisivos a la hora de que un cultivo pueda crecer correctamente. Factores como el clima (la temperatura, la luz solar, el nivel de humedad…) y el riego, son aspectos que influyen directamente sobre este.

Además, te recomendamos usar algunos productos como turba de calidad y fertilizantes, para garantizar el crecimiento y buen desarrollo de nuestros cultivos. Si tienes alguna duda, no dejes de preguntarnos cuando acudas a nuestra tienda.

Si estás buscando un post que hable sobre los cuidados del jardín en febrero, hoy vamos a darte los mejores consejos. Lo más importante que debes saber es que febrero es el mes idóneo para ir preparando nuestras plantas interiores y el jardín, para que todo luzca perfecto en primavera.

Cuidados para plantas de interior en febrero

Las plantas de interior se ven sometidas a temperaturas altas en invierno, debido a la calefacción de nuestros hogares. Esto significa que pueden estar sufriendo y podrían llegar a secarse. Para que esto no ocurra debemos prestar atención a la humedad de nuestra planta durante todo el invierno. También es un buen momento para comenzar una pequeña poda, en la que eliminaremos las hojas secas y amarillentas. No debes podar por completo la planta a no ser que la vegetación este completamente seca.

Si quieres tener plantas en el jardín durante la primavera, podrías empezar a plantar algunos bulbos y cuidarlos en el interior de tu hogar. También tienes la posibilidad de situarlas en el exterior, en algún sitio resguardado que las proteja de las inclemencias.

Cuidados para plantas de exterior y árboles en febrero

Retirar las malas hierbas, es una actividad que debe estar entre tu lista de cuidados para el jardín en el mes de febrero. Con el buen tiempo este tipo de hierba empieza a crecer. Si tienes algún problema por la abundancia de estas plantas, puedes solucionarlo con algún pesticida (o desbrozadora/cortafilos).

Otro aspecto que debemos tener cuenta entre los cuidados del jardín en febrero, es el riego, que puede reducirse para no exceder la humedad de las plantas. Esta recomendación se debe tener en cuenta en zonas donde abunde la lluvia. En lugares con menor número de precipitaciones, hay que controlar la humedad de la tierra.

El mes de febrero es perfecto para realizar una poda de limpieza, que ayude a los árboles a repoblar y seguir creciendo de forma más sana. Si tienes plantas trepadoras puedes aprovechar para quitarle las guías, podarlas y volver a ponerlas en sus tutores.

Si en tu jardín tienes cítricos plantados, como limoneros y naranjos, uno de los cuidados del jardín en febrero debería ser, darles un aporte extra de abono orgánico especial para cítricos. De esta forma, consigues reforzar y mejorar la floración que está a punto de llegar. En climas más cálidos se puede comenzar también con la poda de estos árboles.

Plantar en tu jardín en febrero

Este mes es el indicado para abonar la tierra y prepararla para los próximos meses. Es un buen momento para comenzar a plantar especies bulbosas, que florecerán en primavera. También puedes plantar cebolla, pimiento, tomate, zanahoria, lechuga y ajo. Y en el caso de que la tierra no esté helada, podrías plantar coníferas, rosales y arbustos caducifolios.

Por otra parte, si en tu jardín tienes césped o estás pensado en plantarlo, siempre que las mínimas comiencen a superar los 10 grados, puedes iniciar el proceso. Para llevarlo a cabo, debes preparar la tierra donde se plantará. Después debes repartir las semillas y rastrillarlas para que se mezclen en el terreno. A la hora de regar este espacio, debes hacerlo en forma de lluvia y evitar pisarlo.

Cuida la maquinaría del jardín

Te recomendamos dar un repaso a todas las herramientas de jardinería que tienes y hacer una puesta a punto para la época que se aproxima. Puedes aprovechar para revisar los motores, el funcionamiento, cambios de aceite, revisar las cuchillas, etc.

Para que las herramientas se mantengan en buen estado, debes limpiarlas a fondo tras cada uso. Quitarle toda la tierra acumulada y la suciedad, tras esto, debes utilizar un paño con aceite para aplicarlo sobre la superficie. Recuerda secar las herramientas para evitar que se forme óxido.

Cuando utilices herramientas de poda, recuerda eliminar la resina que se queda entre las hojas, puedes hacerlo con algún producto indicado para ello. Tras retirar todos los restos pegajosos que queden es ésta, puedes frotar la superficie con aceite para herramientas.

Deshazte de aquellas herramientas que estén estropeadas y no sean útiles y no intentes repararlas por tu cuenta. Acude siempre a un profesional para reparar este tipo de aparatos en el caso de que sea posible. Si no es así, compra nuevas herramientas para comenzar cuanto antes con los cuidados del jardín en febrero.

Estas recomendaciones son válidas para los cuidados del jardín en febrero del hemisferio norte. Recuerda que en nuestra tienda podrás encontrar todas las herramientas necesarias para el cuidado de tu jardín y, además, nuestros profesionales podrán resolver todas tus dudas.

El verano invita a disfrutar más de tu casa o jardín, gracias a las buenas temperaturas que tenemos durante la época estival. Pero previamente, necesitaremos poner a punto aquellas zonas que vayamos a utilizar. ¡Y voilà! Aquí va un pequeño secreto: ¡hidrolimpiadoras!

Las hidrolimpiadoras son máquinas muy útiles para la realización de tareas de limpieza de cualquier tipo. Permiten resultados muy eficientes y profesionales. Además son fáciles de usar y muy prácticas.

El funcionamiento de las hidrolimpiadoras es muy sencillo. Su sistema toma agua a baja presión del depósito interior y lo impulsa hacia afuera a alta presión; a través de una manguera diseñada especialmente para la presión elevada y resistente al desgaste. Dispone de una pistola que permite controlar la salida del agua, en función de las necesidades que tengamos en cada momento.

¿Para qué podemos utilizar las hidrolimpiadoras?

Las hidrolimpiadoras son máquinas muy versátiles y nos pueden ayudar a eliminar suciedades más profundas. Están especialmente pensadas para superficies exteriores y objetos que tienden a acumular manchas más difíciles de quitar; con el paso del tiempo. ¿Para qué emplearlas?

1. Fachadas y paredes exteriores. Las hidrolimpiadoras ayudan a eliminar pintura, manchas, restos de carteles, etc; de cualquier tipo de pared o fachada. ¡Y con un gran resultado!

2. Limpiar piscinas. El suelo de las piscinas tiende a acumular suciedad incrustada. Emplear una hidrolimpiadora para su limpieza, facilita la tarea y permite obtener grandes resultados gracias al cepillo limpiador de suelos.

3. Desatascar tuberías. Empleando como accesorio un juego de limpieza de tuberías, las hidrolimpiadoras se convierten en grandes aliadas para la labor de desatacar cualquier tipo de tubería.

4. Limpieza del coche. Conseguir que tu coche siempre esté impecable es muy fácil empleando una hidrolimpiadora y el cepillo correcto, para complementar el lavado.

5. Porches y garajes. Las hidrolimpiadoras constituyen ayudantes ideales para la limpieza de cualquier tipo de superficie. En este caso, los garajes y porches sufren mucho debido a la entrada y salida de vehículos. Conseguir un resultado perfecto te será mucho más fácil si cuentas con una hidrolimpiadora que te facilite la tarea.

¡No lo dudes! Con las hidrolimpiadoras tienes la oportunidad de conseguir el resultado que siempre has deseado. Pásate por Domasa, conoce la gran variedad de hidrolimpiadoras STIHL que tenemos dispones y ¡disfruta tu verano como nunca!

Los días finales de invierno y la eminente entrada de la primavera, constituyen el mejor momento del año para disponer la tierra y garantizar que los huertos den sus mejores frutos. Pero para conseguir este resultado, es necesario contar con las mejores aliadas para ello: las motoazadas, reinas del huerto desde siempre. Por eso hoy, te vamos a dejar una serie de consejos sobre las motoazadas para huertos, su elección y uso. ¿Prepard@?

Antes que nada, si la palabra motoazada te suena a chino, vamos a explicarte qué es exactamente. Se trata de una máquina agrícola propulsada por un motor, montada sobre un chasis y con una transmisión de cadena o correa; que permite realizar tareas como sembrar, cavar, segar, abonar el terreno o labrar.

Por sus características, las motoazadas son perfectas para terrenos medianos y pequeños como jardines, huertos o parterres. Además, son altamente versátiles ya que permiten usar múltiples accesorios en función de la labor a realizar.

Te aconsejamos leer el artículo Las herramientas de jardinería más útiles según el tamaño de tu jardín

Una de las principales funciones de las motozoadas es la de remover la tierra en profundidad y prepararla para el cultivo.

Consejos para elegir la motoazada perfecta para tu huerto

La elección de una motoazada no es algo sencillo. Para elegirla de forma correcta, se deben tener en cuenta una serie de pautas y características claves como:

1. Ancho de trabajo. Las motoazadas suelen tener un ancho de trabajo entre los 25-60 centímetros; siendo las de mayor ancho las más adecuadas para su uso sobre huertos.

2. Número de fresas. Es otra característica a tener en cuenta ya que de ellas depende el mayor o menor ancho de trabajo. Normalmente, incorporan entre 4 y 6. Para un huerto, bastaría con estas fresas. Pero si el terreno es mayor, se pueden incorporar nuevas a la motoazada.

3. Tipo de arranque. El arranque de una motosierra puede ser manual o eléctrico, con una llave. En este caso, es mucho más práctico y fácil, elegir un tipo de arranque eléctrico.

4. Motor y potencia. Elegir el tipo de motor de la motoazada es algo esencial y que está estrechamente vinculado a la potencia que se precisa para un tipo de terreno determinado. Las motoazadas pueden tener un motor eléctrico, diésel o gasolina. Normalmente, para un huerto es suficiente con una potencia de 5.5 cv y lo habitual es emplear un motor de gasolina.

5. Fácil manejo y ligereza. Sin duda, es un aspecto que también se debería tener en cuenta a la hora de realizar la elección de una motoazada ya que esto facilitará el desempeño de las tareas a realizar en el huerto.

Como proveedores oficiales de maquinaria HondaViking y Pubert, recomendamos la elección de sus motoazadas ya que además de su gran variedad, son perfectas para las labores a realizar en un huerto por su reducido peso, fácil maniobrabilidad, rapidez en movimientos, potencia y motor óptimos, diseño original y la garantía de grandes marcas que aseguran que sus motoazadas ofrezcan un alto rendimiento y fantásticos resultados.

Esperamos que nuestros consejos sobre motoazadas para huertos te ayuden a elegir tu próxima motoazada y recuerda que si tienes dudas, nuestros profesionales expertos en maquinaria agrícola, de jardinería y forestal; te ayudarán a resolver cualquier cuestión sobre su elección, funcionamiento y correcto mantenimiento.

No te cortes
y ponte en contacto con nosotros ;)